Depósitos de Agua

Precio
Precio - slider
32.0024300.00
Altura realce
Altura realce
Tipo Cabina
Tipo de Reja
Tipo de Reja
Tipo Salida
Modelo OT
Litros
Litros/seg
Litros/seg
Habitantes
Ecoflo
Modelo OT
Modelo DTC
Modelo DTCT
Modelo Fosa
Modelo Fosa
Depósito GRG
Depósito GRG
Diametro mm
Diametro mm
Diametro rosca
Diametro rosca
Bandeja Retención
Bandeja Retención
Depuradoras

Según avanza la sociedad, lo hace su manera de pensar y de actuar con el planeta. Cada vez estamos más concienciados en reducir nuestros residuos y aprovechar los recursos naturales, de ahí la creciente demanda de los depósitos de agua. Éstos tienen la función de almacenar líquido (no tiene porqué ser solo agua), de manera que podamos disponer de él siempre que sea necesario.

El agua recogida en estos bidones de agua es esencial para utilizarse como riego de los campos o huertos, de ahí que la mayoría de hogares que disponen de un tanque de agua están situadas en zonas rurales o en casa unifamiliares con parcela propia.

También se puede utilizar los depósitos para almacenar agua potable de uso personal y diario como las que podrás encontrar en nuestro catálogo.

Dónde podemos encontrar el tamaño de los depósitos de agua.

Existen diferentes tamaños de depósitos para agua, en función del número de personas que habitan en la vivienda (en los casos de agua potable) o del tamaño del huerto. Entre los más demandados podemos destacar:

  • Depósito de agua de 1.000 litros
  • Depósito de agua de 2.000 litros
  • Depósito de agua de 3.000 litros
  • Depósito de agua de 5.000 litros
  • Depósito de agua de 10.000 litros

Cuanta mayor sea su capacidad, más tiempo podremos disponer del agua recogida, o del líquido que sea, ya que no almacena agua sino también productos químicos (como hipoclorito sódico, ácido sulfúrico o ácido clorhídrico), gasoil, aceite… Por lo general un depósito de agua para riego tendrá un tamaño mayor que el de aceite.

Comprar depósitos de agua para distintos tipos de instalación

Los depósitos de agua se pueden instalar de muchas maneras: bajo tierra, a nivel de suelo o elevados. Su instalación puede resultar algo complicada si el depósito es grande, así que te recomendamos contactar con un equipo de profesionales para ello. Pero, si te atreves a instalarlo tú mismo, deberás seguir estos pasos:

1º-  Monta el depósito en el lugar seleccionado. Bien puede ser una zona cercana al sistema de riego o en una pared exterior de la casa. Si lo haces a cierta altura, será más sencillo extraer el agua cuando la necesites o conectarlo al sistema que vayas a utilizar habitualmente.

2º- Corta la bajante del canalón en dirección ascendente.

3º- Instala el filtro y únelo al depósito.

4º- Coloca el resto de la bajante unida al filtro.

Ya instales el depósito de agua en una zona más elevada o menos, la función que realizará será la misma. El agua llega al inmueble a través de la red de servicio público de aguas (o de la lluvia en caso de recogida de agua para el riego), se almacena en los tanques y se conecta el ramal a una válvula con control de entrada del agua.

Si la instalación la deseas hacer de un depósito para aceite, deberás contar con un equipo profesional que te indique cómo hacerlo. ¡No dudes en consultarnos!

Venta de depósitos para agua potable

En Todoagua contamos con diferentes tipos de depósitos de agua, entre ellos, los que almacenan agua potable. En función del número de personas que habitan en el inmueble o del uso que se va a realizar del agua, estos depósitos podrán tener un tamaño mayor o menor, desde los 50 litros, hasta los 200.000 litros (aunque el más común suele ser el bidón de 1.000 litros).

También depende del lugar donde realices la instalación, el tipo de depósito tendrá unas dimensiones y forma distintos. Puedes encontrar depósito de agua horizontal para superficie, rectangular, depósito vertical para superficie, bajo, alto, depósito con tapa, depósito GRG con bomba, depósito troncocónico, depósito dosificador… También existen los depósitos de agua enterrados que se instalan bajo tierra como los depósitos de agua potable cilíndricos o los horizontales.

La mayoría de depósitos de agua potable están fabricados con materiales como el poliéster o el polietileno, altamente resistentes y que mantienen la calidad del agua durante mucho más tiempo sin que corra el riesgo de entrada de ácaros o partículas del exterior que puedan contaminarla.

Contratar un mantenimiento para los depósitos de agua

Pero no basta con instalar el depósito de agua y olvidarnos, es necesario llevar a cabo un mantenimiento para que el agua almacenada se conserve con todas sus propiedades. Para ello, recomendamos contratar un servicio profesional de mantenimiento del depósito, como el que ofrecemos en Todoagua. Acudimos a los hogares con depósito de manera periódica para realizar las labores de mantenimiento y mejora contínua. Añadimos los productos requeridos para mantener la calidad del agua y que nuestros clientes puedan disfrutar de ella de manera saludable en cualquier momento.

Cuidar los recursos naturales que nos ofrece el planeta es mucho más sencillo si cuentas con los productos necesarios para ello y con profesionales altamente capacitados para su instalación.