que-es-filtro-biologico

Qué es un filtro biológico y cómo funciona

Como ya sabemos, las fosas sépticas son unos depósitos creados para tratar las aguas residuales domésticas. Disponemos de ellos, sobre todo, en zonas rurales donde no hay depuradoras de agua, de esta manera, podremos hacer un correcto tratamiento de nuestras aguas sin dañar el medio ambiente. Pero la fosa séptica por sí sola no depura el agua al nivel necesario, por lo que se ayuda de filtros biológicos para optimizar este proceso. ¿Has oído hablar de estos filtros biológicos? Te contamos en qué consisten y cómo funcionan. 

¿Qué es un filtro biológico?

Los filtros biológicos son unos pequeños depósitos con un relleno filtrante que elimina una parte muy importante de las bacterias contaminantes. Suele estar formado por unas piezas de plástico pequeñas (en forma esférica o cilíndrica) que consiguen adherir las bacterias a las mismas. Una vez adheridas, estas bacterias forman su hábitat, comen y se reproducen. Así, según van creciendo en tamaño y número, empiezan a actuar como filtro de las aguas (en este caso residuales) y reducen la carga contaminante de las mismas. 

¿Cuál es la función de un filtro biológico?

La función principal de un filtro biológico es la del tratamiento de las aguas residuales domésticas (no industriales), reduciendo su impacto ambiental. La normativa que rige el funcionamiento de estos filtros es la Ley de Aguas RD 606/2003.  

¿Cómo funciona un filtro biológico?

Su funcionamiento es sencillo: 

  • Las fosas reciben las aguas residuales por las tuberías de entrada. 
  • El agua pasa por las diferentes cámaras de decantación, donde se quedan los lodos y sólidos más pesados. Puede haber más de una cámara de decantación que realice varios filtrados. 
  • Ya decantada, el agua pasa al filtro biológico, donde las bacterias para fosas sépticas se adhieren a los trozos de plásticos, al separarlos del agua crean su propio hábitat y reducen la carga contaminante. 

Tipos de filtros biológicos

Podemos encontrar diferentes tipos de filtros biológicos en función de su funcionamiento.

  • Filtros percoladores: Son filtros abiertos (sin presión) con un material filtrante en todas sus paredes, por lo que el agua se reparte de manera homogénea para ser oxigenada de manera contínua. 
  • Filtros a presión: Son similares a los anteriores pero trabajan con presión de varias atmósferas. De esta manera, solo se necesita una etapa de bombeo de oxígeno, aunque este puede llegar a ser limitante y reducir su capacidad de depuración. 
  • Filtros de lecho fluido: En este caso el lecho se mantiene en constante movimiento, creando una contínua aireación o agitación mecánica. El filtro, al estar abierto, facilita el contacto entre el agua y el aire, mejorando su efectividad.

Partes de un filtro biológico

Los filtros biológicos, aunque pueden variar de un modelo a otro, normalmente están formados por estos materiales: 

  • Tubería de entrada de las aguas residuales. 
  • Pasos de hombre.
  • Compartimento de sedimentación donde se quedan los lodos y aguas mayores. 
  • Colector de reparto.
  • Material de relleno, es decir, los plásticos de los que hablábamos antes donde habitarán las bacterias. 
  • Tubería de ventilación. 
  • Tubería de salida del agua filtrada. 

Fosas sépticas con filtros biológicos

Son una forma eficiente y eficaz de tratar las aguas residuales en zonas rurales, donde no hay acceso a depuradoras para su correcto tratamiento. Son una alternativa óptima para no contaminar los campos vertiendo las aguas sin ser tratadas. Si tienes pensado comprar una fosa séptica, debes saber que podemos encontrar diferentes tipos con filtros biológicos con una o varias cámaras. 

de 1 cámara

El proceso de almacenamiento de las aguas residuales y la filtración se lleva a cabo en una misma cámara. 

de 2 cámaras

Como su nombre bien indica, estas fosas contienen dos cámaras separadas. En la primera se depositan los fangos y lodos y así pasan a la segunda cámara las aguas sin sólidos para su tratamiento. Es un sistema más eficiente que el anterior. 

de 3 cámaras

Son las más comunes, ya que, al disponer de tres cámaras, el resultado es mucho mejor. Funciona igual que la fosa con filtro biológico de dos cámaras: El agua entra en la primera cámara para eliminar lodos, pasa a la segunda cámara donde se decanta el agua y luego a la tercera donde se vuelve a decantar para salir aún más limpia. 

El correcto tratamiento de las aguas residuales y la gestión de residuos hará no solo que cumplamos con la normativa vigente, sino además nos ayudará a reducir nuestro impacto ambiental y a no desechar residuos innecesarios en la naturaleza, protegiendo el planeta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 9 Promedio: 4.7)

Otros Artículos

1 comentario en «Qué es un filtro biológico y cómo funciona»

Deja un comentario