bidones con grasa

Qué es y cómo funciona un separador de grasas

Las aguas que se vierten en una cocina, ya sea doméstica o industrial, contiene gran cantidad de grasas. Verterlas a la red de saneamiento sin tratar supone un esfuerzo extra para los sistemas de depuración, pero, además, puede dañar nuestro propio sistema de tuberías. Además, estas aguas, si no son debidamente tratadas, causan un evidente daño al medio ambiente. En este artículo vamos a descubrir qué es un decantador de grasas, cuál es su función y los diferentes sistemas que se encuentran en el mercado.

¿Qué es un separador de grasas?

Un separador de grasas es un elemento necesario para el correcto tratamiento de las aguas. Evita que las grasas de una cocina o una instalación industrial, como puede ser un matadero o una industria cárnica, vayan directamente a la red de alcantarillado, separándolas para su posterior tratamiento.

Las grasas, por su especial configuración, pueden llegar a obstruir el sistema de tuberías, causando daños a la instalación y provocando un mal funcionamiento. A la hora de comprar un separador de grasas, el mercado nos ofrece soluciones válidas para cualquier tipo de instalación, ya sea doméstica o industrial. 

Además, para instalaciones de este tipo, la normativa exige que se instalen, es decir, existe la obligatoriedad legal de hacerlo, quedando recogida en la Normativa Española de recogida en el RD60/2011 y la Ley de Responsabilidad Medioambiental 26/2007. Una empresa obligada a separar las grasas que no tenga instalado un sistema de estas características, puede verse abocada al cierre del local, además de una fuerte sanción económica.

Pero hay otras instalaciones que también han de realizar una separación para evitar daños mayores. Hablamos de talleres mecánicos, industrias, chatarrerías o gasolineras, que generan residuos peligrosos. Hablamos de los hidrocarburos, con una densidad menor, pero que se tratan de la misma manera que las grasas. Las diferencias entre separadores de grasas e hidrocarburos reside en el tipo de aceites a tratar. Mientras que en los separadores de grasa son de origen vegetal o animal, en el de hidrocarburos es de tipo industrial.

Tipos de separadores de grasas

Dependiendo de la instalación y las necesidades, nos encontramos con 3 tipos de separadores de grasas.

Enterrados

Son la propuesta ideal para instalaciones grandes de tipo industrial, como un comedor, un restaurante, las cocinas de un catering, una instalación de procesado de alimentos… Suelen instalarse en lugares de fácil acceso, como un patio o una superficie abierta, por lo que el impacto visual es mínimo. A la hora de realizar la limpieza de la instalación, el acceso cómodo a la arqueta del separador de grasas posibilita que quede en perfectas condiciones de uso y pueda seguir ofreciendo un gran servicio.

De superficie

El depósito queda instalado sobre la superficie del suelo, siendo visible y accesible. La ubicación suele ser la de la sala de máquinas de esa industria o local en el que se manipulen alimentos Al igual que en los soterrados, hay diversas capacidades, por lo que habrá que elegir el separador de grasas acorde a nuestro volumen de vertido de aguas. En caso de duda, el servicio técnico es quien puede dar una orientación ideal para elegir el que mejor convenga.

Bajo fregaderos

Sí, hay una solución denominada separador de grasas doméstico, y su instalación es muy simple. Basta con tener hueco suficiente y que quede nivelado a la altura del sifón. Una de las principales razones para instalar un separador de grasas doméstico es que evita los típicos malos olores que se dan en los sumideros. Por otro lado, las tuberías permanecerán mucho más limpias, evitando un mantenimiento más exhaustivo. Las grasas de la cocina no irán entonces al sistema de depuración, sino que quedarán aparte.

como funciona separador de grasas

Por qué se utilizan los separadores de grasas

En el caso de la industria o de servicios de elaboración de comidas, como un catering, restaurante, cocinas de bares o un comedor, porque la normativa así lo exige. Seguidamente, porque de no hacerlo, el sistema de tuberías de la red de saneamiento puede comenzar a taponarse y crear un problema de índole mayor. Y, obviamente, por razón medioambiental. Evitar que las grasas lleguen al sistema de depuración evitará una sobrecarga de trabajo. En caso de mal funcionamiento, las grasas llegarán sin tratar debidamente a ríos o mares, dañando el ecosistema.

Cómo funciona un separador de grasas

El funcionamiento de un separador de grasas es por gravedad, por diferentes densidades, las grasas quedan en superficie mientras que los lodos y algunos sólidos bajan al fondo. Las aguas sin grasas seguirán su curso habitual, la red de saneamiento, mientras que las grasas y lodos quedan apartadas. Es decir, el agua sin grasa sigue un camino, y las grasas quedan en una cámara aparte que habrá que limpiar antes de colmatar su capacidad. Este espacio es lo que se denomina trampa de grasas o bien, arqueta separadora de grasas.

Conclusiones

El empleo de separadores de grasa es obligado para instalaciones de tipo industrial. Cuando hablamos de uso doméstico, la obligatoriedad no existe, pero siempre es un sistema recomendable para evitar daños en tuberías, malos olores y una mayor carga de trabajo sobre el sistema de depuración.
En todoaguas contamos con separadores de grasas desde 200 l en adelante, en sus 3 modalidades y actos para cualquier tipo de instalación. No dudes en pedirnos consejo y presupuesto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 5)

Otros Artículos

1 comentario en «Qué es y cómo funciona un separador de grasas»

Deja un comentario