panoramica de un embalse lleno de agua

Qué es un embalse. Sus partes y para qué sirve

La palabra embalse nos resulta muy familiar, pero dar con la definición de embalse ya no es tan sencillo. En este artículo vamos a arrojar algo de luz sobre los embalses, cuál es su definición exacta, sus tipos y todo lo que necesitas saber sobre estas masas de agua.

Qué son los embalses

Para buscar una definición simple, según la wikipedia, un embalse es «acumulación de agua producida por una construcción en el lecho de un río o arroyo que cierra parcial o totalmente su cauce».  Es decir, se trata de una masa de agua que, en un principio es de origen artificial, aunque esto es discutible y suele dar lugar a confusiones. El agua de un embalse se acumula gracias a una presa, que es lo que cierra a esa masa y permite su acumulación.

Tipos de embalse

Tal y como hemos referido, un embalse es en principio una construcción artificial, pero hay que hacer la salvedad de que un embalse puede formarse tanto por causas naturales como artificiales.

Por causas naturales

Un embalse puede formarse por causas naturales por arrastre de piedras que formen una presa. Incluso los castores son capaces de embalsar agua gracias a la construcción de una barrera de contención de ramas.

Artificiales

Un embalse artificial es el que se forma gracias a la acción del ser humano, con el objetivo de aprovechar su potencial. Para ello hay que levantar una presa que pueda retener el agua para su posterior distribución y aprovechamiento.

tipos de embalse

Partes que forman un embalse

Cada embalse cuenta con tres partes principales, la más visible es la presa, si bien encontramos además los aliviaderos y las tomas.

  • Presa: es un muro elevado que tiene como objetivo retener el agua.
  • Aliviaderos: su función es la de permitir la descarga de agua si el envase está alcanzando su nivel operativo máximo, concepto que veremos más adelante. Los aliviaderos evitan que se produzca un desbordamiento y que pueda derrumbarse la presa.
  • Tomas: comunican, mediante tubos o conductos la presa con el lugar de distribución, que puede ser una central hidroeléctrica o la red general de abastecimiento.

Para qué sirven los embalses

La función de un embalse es la de almacenar agua, por tanto, un embalse puede ser utilizado para diferentes funciones: regadío, dotar a una población y a su industria, regular el caudal de agua de los ríos que lo abastecen y producir energía eléctrica mediante turbinas. Un embalse es un aliado que posibilita tener agua en momentos de escasez. Finalmente, muchos embalses se están orientando además a tener un fin recreativo, ya que son lugares en los que se pueden realizar actividades acuáticas, deportivas y relacionadas con la naturaleza.

En aquellos sitios remotos o que no estén conectados debidamente a una red de abastecimiento de agua, la solución para disponer de ella es un depósito de agua. Permiten, según su capacidad, disponer del líquido elemento y poder desarrollar cualquier actividad.

Niveles en un embalse

Hablar de un embalse es hacerlo de los diferentes niveles que lo conforman, son los siguientes:

  • El nivel mínimo: es la menor cantidad de agua con la que además se puede funcionar.
  • Nivel mínimo de operación: mínima cantidad de agua con la que puede operar el embalse, aunque por un periodo limitado. Si decae, el embalse deja de funcionar se le denomina embalse muerto, del cual solo podrá recuperarse con nuevos aportes de agua.
  • Nivel operativo máximo: cuando alcanza ese nivel, es necesario comenzar el proceso de desembalse.
  • Nivel máximo normal: es el nivel óptimo más elevado del envase, a partir del cual solamente habrá que estar atento a su seguridad.

Ventajas y desventajas de los embalses

La principal ventaja de un embalse es que permite un abastecimiento continuo de agua y, por tanto, de corriente eléctrica si está conectado a una central. Los embalses son necesarios para poder desarrollar nuestras actividades, tanto domésticas como industriales. Una adecuada red de embalses posibilita que el abastecimiento está garantizado siempre y cuando ese embalse tenga agua.

No podría decirse que un embalse en sí tuviese una desventaja, pero como estructura necesita de un adecuado mantenimiento, lo que conlleva un importante gasto económico. Por otro lado, la construcción de un embalse siempre afecta, en menor o mayor medida, al entorno en el que se desarrolla esa obra. En todo caso, los embalses se construyen buscando siempre provocar el mínimo impacto medioambiental.

Cuál es la diferencia entre embalse y pantano

Tal y como hemos visto, un embalse es una construcción artificial que tiene un objetivo claro. De manera habitual, es muy común la confusión entre este término y el de pantano.

Pero es muy simple, un pantano es una acumulación de manera exclusivamente natural de agua, y que no alcanza mucha profundidad. Generalmente, las aguas de un pantano quedan estancadas. Esta es la principal diferencia entre uno y otro, aunque se utilizan de manera indistinta para referirnos a lo que es un embalse.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado, España es un país con una red hidrográfica muy extensa y en el que la construcción de embalses ha permitido tener una adecuada red de abastecimiento.

El embalse más antiguo de España y que todavía opera es el de la población alicantina de Tibi, cuya construcción data del año 1580. Proporciona riego agrícola y tiene una capacidad de 2 hm³.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 4)

Otros Artículos

Deja un comentario