bacterias en fosas sépticas

¿Qué son las bacterias que se usan en las fosas sépticas?

Si tienes una vivienda con fosa séptica o pozo negro, seguro que has oído hablar de las bacterias para las fosas sépticas. En muchas ocasiones, puede haber un desequilibrio en las bacterias que descomponen nuestras aguas residuales por la mezcla de jabones o limpiadores que contienen químicos. Para evitar que esto pase, entran en juego estas bacterias. Veamos exactamente qué son y cómo actúan.  

¿Qué son las bacterias para fosas sépticas?

Son activadores biológicos y se utilizan como ayuda al proceso natural de limpieza de una fosa séptica, así obtenemos mejores resultados y en menos tiempo. Estas bacterias están seleccionadas exclusivamente para degradar y descomponer los residuos o aguas fecales de manera segura, convirtiendo los restos en H2O y CO2. 

De esta manera, aunque las propias fosas sépticas ya cuenten con un sistema de depuradora de agua propio, las ayudamos a ser más eficientes y no generar atascos en las tuberías o lodo. 

Se recomienda llevar a cabo un tratamiento de fosas sépticas con bacterias al menos una vez al año para optimizar la fosa y hacerla más duradera.

Tipos de bacterias

Si ya has visitado tiendas de venta de bacterias para fosas sépticas, como la nuestra todoagua.es, habrás encontrado diferentes tipos. Seguramente hayas leído que existen bacterias aerobias y anaerobias (las más comunes), pero también podemos encontrar las bacterias facultativas. ¿Conoces las diferencias entre unas y otras?

  • Bacterias aerobias: Aunque las bacterias no requieren de oxígeno para llevar a cabo la descomposición, en el caso de las bacterias aerobias sí que será necesario. La ventaja que tienen estas bacterias es que evitan los malos olores durante el proceso de descomposición y no liberan gases que puedan ser dañinos.
  • Bacterias anaerobias: Este tipo de bacterias no necesita oxígeno para llevar a cabo su trabajo, como pasaba con las aerobias. Pero, al contrario de las anteriores, sí que puede desprender gases tóxicos en algún momento de la descomposición, por lo que es importante tener cuidado.
  • Bacterias facultativas: Las bacterias de este tipo consiguen llevar a cabo la disolución del lodo tanto si hay oxígeno como si no lo hay, por lo que son más flexibles en cuanto a condiciones de la fosa.

Las enzimas y su funcionamiento

Las bacterias que usamos para el cuidado y mantenimiento de nuestras fosas sépticas contienen (o más bien fabrican) enzimas que les ayudan en su labor de descomposición. Estas enzimas son sustancias químicas que descomponen la materia en trozos mucho más pequeños para que, posteriormente, pueda ser digerida por las propias bacterias (biodigestores). 

En muchas ocasiones, las bacterias para fosas que compramos contienen enzimas añadidas para hacer más productivo el trabajo de las bacterias. Así, en contacto con los deshechos, las bioenzimas para fosas sépticas los descomponen en porciones mucho más pequeñas y nutrientes solubles en agua, de esta manera las bacterias podrán digerirlas mucho más rápido y con mejores resultados. 

Formatos de bacterias para fosas sépticas

A la hora de comprar bacterias para fosas sépticas, necesarias para el tratamiento de nuestro pozo séptico, podemos encontrarlas en diferentes formatos, aunque todas contienen el mismo tipo de bacterias. Aunque los resultados de usar uno u otro son muy similares, es recomendable que conozcas cómo funcionan cada uno de ellos. Podemos encontrar bacterias activadoras en formato líquido y bacterias en formato sólido. Veamos las diferencias. 

Líquidos

Este formato viene, como cualquier producto de limpieza del hogar que encontramos en el supermercado, en una botella con contenido líquido. Aunque almacena un mayor número de bacterias que en otros formatos, puede ser más compleja de aplicar. 

Gránulos

El formato granulado, sencillamente, se obtiene del proceso de liofilización, por el que se pasa de líquido a grano. Durante el mismo se pueden perder cierto número de bacterias, ya que se someten a temperaturas muy elevadas, pero por otro lado es mucho más sencillo de transportar y manipular. 

Conclusiones

Las fosas sépticas, como cualquier producto del hogar o personal, deben llevar un cierto  mantenimiento para que sea más duradero y nos dé mejores resultados, por eso es tan importante la acción que lleva a cabo un buen activador bacteriano para fosa séptica. Teniendo la información necesaria y conociendo los diferentes tipos y formatos, podremos disponer de una fosa séptica más eficiente y mantenerla durante muchos más años.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 14 Promedio: 4.5)

Otros Artículos

Deja un comentario