bidón para recoger agua de lluvia

Cómo recoger el agua de la lluvia

Recoger agua de lluvia no es una alternativa descabellada para aquellas personas que tengan posibilidad de hacerlo. El año hidrológico que comenzó el 1 de septiembre puede ser bastante seco, venimos además de un periodo de escasez de lluvias que ha dejado a los embalses españoles bajo mínimos. Te proporcionamos toda la información que necesitas para recoger agua de lluvia, además de qué son las aguas pluviales.

¿Es legal o ilegal recoger el agua de la lluvia?

Sobre este asunto parece haber algo de controversia, pero lo que viene cierto es que recoger agua de lluvia para consumo propio no es ilegal ni está castigado por la ley. La normativa sobre agua de lluvia está recogida en la norma UNE-EN 16941-1:2019, vigente desde 2019.

No está permitido hacerlo cuando hablamos de grandes extensiones de terreno, ya que esa agua de lluvia podría ir recargando los acuíferos y de esa manera, con la recogida, esto no sería posible. Pero no vas a tener ningún tipo de problema si recoges el agua de lluvia en tu vivienda y la utilizas para algunos fines como regar plantas o emplearlo para el llenado de cisternas.

Formas de recoger aguas pluviales

La recogida de agua de lluvia puede hacerse de diversas maneras, estas son las más habituales. Ten presente que dependerá del lugar en el que vivas, ya que no se recoge de la misma manera el agua en una finca que en un piso.

Tejado

El tejado de nuestra vivienda puede ir rezumando toda el agua a través de las canaletas, pudiendo poner un depósito debajo. Es una de las maneras más efectivas para la recogida de aguas pluviales.

Cubierta de vivienda

De la misma manera que el anterior, la cubierta de nuestra vivienda, puede ser el espacio perfecto en el que ubicar un sistema de recogida para posterior aprovechamiento.

Bidón o depósito

Probablemente, sea uno de los más sencillos, bastará con colocar un bidón o depósito en alguna zona despejada y esperar a que se llene. Mucho cuidado si este bidón está en una azotea, ya que si dejamos que se llene mucho podría comprometer la estructura de la cubierta, por eso es importante realizar el vaciado del depósito antes de que se continúe llenando.

Partes de un sistema de recogida de lluvia

La instalación de un sistema de recogida de lluvias no es demasiado complejo, y estas son todas las partes que tiene y que permitirán que puedas aprovechar las aguas pluviales. Basta conocer cómo se mide la lluvia para darnos cuenta de que podemos aprovecharla ejecutando una inversión que no es demasiado alta.

Área de captación

Se define como el área de captación a la parte de la instalación, dedicada a recoger el agua, hablamos de tejado o de la cubierta, que debe tener impermeabilización para que el agua pueda ser derivada hacia los conductos.   

Conducción

Su cometido es el de ir llevando el agua, recogida hacia los depósitos, pasando previamente por los filtros. No es más que un sistema sencillo de una tubería que comunica un espacio con otro.   

Filtros

Probablemente, no haya agua más pura que la de lluvia, pero siempre suele arrastrar algún tipo de partícula debe ser retirada mediante los filtros.

Depósitos

Es la parte final de la instalación y la que tiene como cometido almacenar el agua.

Las paredes de los depósitos deben cumplir las condiciones necesarias para que el agua puede conservarse sin alteraciones durante el tiempo estimado.

Tipos de sistemas de recogida de lluvia

No exageramos nada al decir que el agua de lluvia es una bendición caída del cielo y desaprovecharla es todo un despropósito. Estos son los sistemas de recogida de lluvia más habituales y que podrá darte una idea de cómo puedes aprovecharla según tu tipo de vivienda.

Bajo tierra

La principal ventaja de este sistema es que los depósitos quedan totalmente ocultos. No quitan nada de espacio y el impacto visual es cero. Es un buen sistema para aquellos que tengan una vivienda con un terreno en el cual poder ubicar el depósito fuera de la vista.

Dispensadores

Se conectan al sistema de captación de agua de lluvia, permitiendo hacer uso de ella cuando haga falta. Generalmente, son depósitos de un tamaño reducido, un máximo de unos 100 l, y podremos utilizar esa agua mediante un pequeño grifo, siempre que sea necesario.

Decorativos

Nada mejor que disfrazar el sistema de depósitos de recogida de lluvia como un elemento más de la decoración. Es ideal si tienes una terraza, ya que pasará bastante desapercibido.

Tanques exteriores   

Son de gran tamaño y permiten la recogida de hasta 1000 l de agua. Presentan dos inconvenientes, el impacto visual es alto a, a no ser que los ocultemos de alguna manera, y deben estar cerca de la vivienda para poder hacer empleo de esa agua.

Pasos para instalar un depósito de aguas pluviales

La recogida de agua de lluvia no puede hacerse de cualquier manera. Estos son los puntos indispensables para que tu instalación de un depósito de aguas pluviales se ejecute con las mejores garantías.

  • Elegir cómo vas a recoger el agua: esto dependerá del tipo de vivienda que tengas, ya que no es lo mismo recoger agua desde una terraza o una azotea, hacerlo directamente desde un lugar a nivel de suelo.
  • Medir bien: sobre todo si nuestro espacio es limitado. El tamaño de nuestra instalación vendrá determinado por cuanto vayamos a dedicar a recoger agua de lluvia. En el mercado tienes diferentes opciones adaptadas a cualquier tipo de vivienda.
  • Colocar el depósito y conectarlo: Una vez que tengamos la ubicación correcta para el depósito, habrá que conectarlo con el sistema de derivación. Comprobaremos que, una vez el depósito queda en la posición que más nos conviene, este no presenta ningún tipo de fuga y la recogida de agua se realiza correctamente. Obviamente, no esperes a que llueva, pide a alguien que te eche una mano, echando agua al sistema de captación y comprobando que se recoge en el depósito.

También puedes mejorar tu instalación con algún tipo de accesorio, principalmente filtros que eviten la entrada al depósito de partículas, objetos no deseados, como hojas de árboles o insectos.

¿Cuánto tiempo se puede almacenar el agua de lluvia?

El agua de lluvia puede almacenarse de manera indefinida, siempre y cuando el depósito cumpla unas condiciones. Es decir, si le damos a esa agua la oportunidad de que se contamine, ya sea porque entren partículas, insectos o aire, el tiempo de almacenamiento será más limitado. Sin embargo, a la hora de hacerlo con garantías, lo mejor será comprar depósito para recoger agua de lluvia que cumplan con todos los requisitos y que permitan el aprovechamiento de esa agua.

No olvides que en Todoagua somos especialistas en su tratamiento y que, además, disponemos de un enorme catálogo de productos relacionados para que la recogida de aguas pluviales sea una realidad, hagas un gran ahorro y aproveches un bien que, literalmente, viene caído del cielo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.2)

Otros Artículos

Deja un comentario