¿Qué es un contenedor IBC y para qué sirve?

Los contenedores IBC Permiten almacenar cualquier tipo de sólido o líquido de una manera segura y profesional. Estos contenedores también reciben el nombre de GRG. Esta denominación corresponde a la nomenclatura en castellano, Gran Recipiente de Mercancías a Granel. Si deseas saber qué es un contenedor GRG o IBC, en este artículo vamos a tratar todas las dudas más habituales.

Qué significa IBC al hablar de contenedores

La denominación IBC hace referencia a Intermediate Bulk Container, pero un IBC y un GRG no tienen diferencias físicas, solamente en su denominación. Hacemos esta salvedad porque puede llevar a confusión. Otra nomenclatura que también se utiliza es KTC, que está referida al mercado alemán.

Por tanto, IBC, GRG y KTC Son las tres denominaciones diferentes para un único tipo de producto. En todo caso, también puedes encontrarlos por nombres como Cubicontainer, depósito 1000 litros o contenedor de 1000 litros. Cualquiera de estas denominaciones hace referencia al mismo tipo de producto.

Para qué se utilizan los contenedores IBC

El cometido de los contenedores IBC es el almacenje de mercancías a granel, tanto de la industria alimentaria como química. Se evita de esta manera tener que emplear un embalaje adicional, mientras que todo aquello que se transporta lo hace con las mejores garantías. 

Características de un contenedor IBC

Estos contenedores se fabrican en HPDE o polietileno de alta densidad, eue es muy resistente a los golpes, minimizando el riesgo de sufrir grietas. Se trata de un compuesto muy estable que no altera la composición del contenido del contenedor. Además, este polietileno es un excelente barrera ante los rayos UVA.

Los contenedores IBC tienen forma de cubo, y el volumen más habitual es el de 1000 litros, si bien puede presentarse en distintas capacidades. Cuentan con una rejilla exterior que envuelve a todo el contenedor y que está realizada en material metálico, lo que supone una medida de seguridad a la hora de su almacenaje. Esta rejilla recibe el nombre técnico de «burbuja».

Estos contenedores dispone además de un grifo de salida en la parte inferior, para poder dispensar de productos que contengan. Además, muchos contenedores vienen con un palet de madera o plástico incorporado, lo que facilita el transporte mediante una carretilla elevadora o una traspaleta. Un IBC contenedor, por sus características, proporciona un alto estándar de seguridad a la hora de almacenar cualquier tipo de sustancia. En todo caso, los contenedores IBC son de uso mayoritario dentro de la industria alimentaria.

Ventajas de usar contenedores IBC

Los contenedores IBC, por su manera de presentación, cuentan con grandes ventajas a la hora de almacenar sustancias. Estas son las más notorias.

  • Son resistentes a cualquier tipo de condición meteorológica, lo que los hace aptos para almacenaje en exteriores sí que el contenido se vea afectado. De la misma manera, también puede utilizarse en interiores.
  • Ahorran mucho espacio a la hora de almacenarse, ya que su forma es cúbica. Esto evita los espacios vacíos que generan los contenedores cilíndricos.
  • Soporta muy bien los vaivenes producidos durante el transporte.
  • Pueden utilizarse todas las veces que se desee, lo que supone un importante ahorro de embalaje y un gesto hacia el medio ambiente.
  • Se presentan en capacidades diferentes, pudiendo adaptarse a las necesidades del tipo de industria que lo solicite.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Otros Artículos

Deja un comentario