papelera llena de basura y residuos sin reciclar

La gestión de residuos, qué es y soluciones

Hasta hace unos años no se oía hablar de la gestión de residuos o del impacto medioambiental que éstos podían tener. Pero, poco a poco, empezamos a tomar conciencia de la importancia que tiene reducir nuestros niveles de contaminación, y así lo reflejan las autoridades, que ya regulan en materia medioambiental. Por lo tanto, es importante saber qué es la gestión de residuos, conocer los diferentes tipos de residuos y cómo se tratan. ¿Lo vemos?

¿Qué son los residuos?

Un residuo es, sencillamente, aquella materia o sustancia a la que ya no se le va a dar un uso y, por tanto se desecha. Existen residuos de todo tipo (sanitarios, químicos, de obras, domésticos…). Pero, ¿qué se hace una vez se han generado todos estos residuos? Aquí es donde entra en acción la “gestión de residuos”.

¿Qué es la gestión de residuos?

La gestión integral de residuos (o gestión de residuos) es el proceso por el cual se trata ese residuo generado de la manera que le corresponde (en función del residuo que sea). El objetivo es “eliminar” o “deshacerse” del residuo, pero en  muchas ocasiones se puede tratar para darle otra vida (lo que conocemos como reciclaje). 

La gestión de residuos engloba, pues, la recogida, transporte, tratamiento y reciclaje.

Normativa sobre la gestión de residuos

Tanto organismos europeos, estatales como autonómicos disponen de una normativa en la gestión correcta de los residuos. Podemos conocerla más en profundidad desde la web del ministerio. Veamos las principales normativas de cada organismo:

  •  Normativa Europea: 
    • Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y Consejo del 19 de Noviembre de 2008.
    • Directiva 2004/12/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de febrero de 2004.
  • Normativa Estatal:
    • Ley 11/2012, de 19 de diciembre, de medidas urgentes en materia de medio ambiente.
    • Ley 22/2011 de 28 de julio de residuos y suelos contaminados.
  • Normativa Autonómica:
    • Región de Murcia. Presidencia. Vigilancia e inspección ambiental. Residuos. Información General sobre Producción y Gestión de Residuos.
    • Comunidad de Madrid. Gobierno Regional. Secretaría General Técnica. Acceso a la información ambiental. Repertorio de legislación ambiental. Buscador.
    • Junta de Andalucía. Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Residuos y Recursos Materiales.
    • El resto de Comunidades Autónomas. 

Clasificación de los residuos

Y ¿cuántos tipos de residuos existen? La verdad es que el número es casi infinito, pero vamos a centrarnos en la clasificación genérica con la que se trabaja en las Comunidades Autónomas. 

  • Residuos sólidos urbanos.
  • Residuos sanitarios.
  • Residuos peligrosos. 
  • Residuos industriales. 

Residuos Urbanos.

Los residuos sólidos urbanos son los que se generan dentro del hogar. Entre ellos podemos encontrar:

  • Envases y plásticos.
  • Cartón.
  • Vidrio.
  • Basura orgánica compostable. 
  • Basura orgánica no compostable. 
  • Muebles y escombros de obras.
  • Aparatos electrónicos. 

Estos residuos se deben tirar en sus contenedores específicos, también conocidos como los colores del reciclaje (contenedor amarillo, verde, azul…), tanto los que ya hay en la calle como los que podemos encontrar en un punto limpio.

Residuos sanitarios.

También se conocen como “residuos hospitalarios” y es muy importante que se traten correctamente con un plan de gestión de residuos sanitarios, debido a su gran impacto biológico, ya que pueden suponer un peligro para el medio ambiente y la salud.  

Residuos peligrosos.

Son similares a los anteriores pero pueden tener otro tipo de residuos químicos explosivos, inflamables, irritantes o cancerígenos.

Residuos industriales.

Son aquellos que provienen de procesos de fabricación industrial, limpieza o mantenimiento… Entre ellos podemos encontrar: Pinturas, plásticos contaminados, arenas, vidrios, escombros, materiales químicos, corrosivos…

¿Cuáles son los pasos o etapas en la gestión de residuos?

Para llevar a cabo un exitoso plan de gestión de los residuos, se deben seguir ciertos pasos:

  1. Recogida de residuos: tanto en los contenedores de reciclaje de calle, puntos limpios, o puntos específicos (como los contenedores de obra). Existen empresas de gestión de residuos que se encargan de ellos o instalan puntos de recogida. También es muy común que algunas fábricas dispongan de separadores de grasa o separadores de hidrocarburos que facilitan en gran medida la gestión y recogida de residuos. 
  2. Transporte: Hasta la planta de clasificación o tratamiento del mismo. 
  3. Tratamiento: Se decide qué se va a hacer con ese residuo, si se va a hacer un tratamiento especial para su eliminación, si se va a reciclar y reconvertir en otro producto y cómo se va a hacer. Tenemos varias opciones: Compostaje, biometanización, tratamiento mecánico-biológico, plantas de selección, pirólisis, gasificación, depósito en vertedero… 

Formas de recoger los residuos

Existen diferentes técnicas de gestión de residuos, veamos las más comunes. 

  1. Depósito en vertedero: Es importante que sea un vertedero legal donde se almacenen los residuos de manera correcta, ya que existen muchos vertederos ilegales que son un peligro para el medio ambiente y la salud pública. 
  2. Plantas de reciclaje: Donde se separan correctamente los desechos según su material y se reciclan para convertirlos en otros productos y darles una segunda vida. Existen plantas de reciclaje de plásticos, vidrios o papel, por ejemplo.
  3. Incineración: La quema es una forma de eliminar residuos concretos que, al ser incinerados, no constituyen un peligro para el medioambiente. 
  4. Pirólisis y gasificación: Cuando se aplica un tratamiento térmico a los residuos. Por ejemplo, mediante pirólisis se convierten ciertos residuos en líquidos o gaseosos que se pueden, a su vez, convertir en energía, con técnicas como la gasificación. 
  5. Compostaje y metanización: Son técnicas muy utilizadas para convertir los residuos orgánicos (restos animales, vegetales o excrementos) en abono usado para la agricultura. La recogida de estos residuos se puede hacer también desde el hogar, con la instalación de una fosa séptica ya preparada para ello.

Conclusiones

La gestión correcta de los residuos es una de las formas más eficientes para frenar la contaminación excesiva que está sufriendo nuestro planeta. Ahora que ya conocemos cómo funciona, los tipos de residuos que existen y cómo se pueden reaprovechar algunos de ellos, podremos tomar las medidas correctas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Otros Artículos

Deja un comentario