mano abriendo un grifo de casa y saliendo agua

¿Qué es la dureza del agua y cómo podemos medirla?

Habitualmente solemos escuchar que el agua de una población tiene una determinada dureza. Es un concepto que incluso llega a determinar los hábitos más habituales de los usuarios, como instalar o no un dispositivo de ósmosis inversa para disponer de un agua de mejor calidad. En este artículo vamos a descubrir todos los secretos sobre la dureza del agua.

Qué quiere decir dureza del agua

En primer lugar, debemos entender qué es el agua. No se trata de un simple líquido, sino que lleva disueltos muchos elementos que le confieren unas características. La dureza del agua se refiere a la concentración de minerales disueltos, principalmente calcio y magnesio, que contiene, lo que da lugar a los distintos tipos de agua. Estos minerales provienen de rocas y suelos por los que el agua fluye y pueden afectar tanto a la calidad como a las propiedades del agua.

Tipos de Dureza del Agua

Dependiendo de la concentración de sales y su tipo, el agua puede clasificarse de dos formas.

Dureza temporal

Es la dureza que se puede eliminar hirviendo el agua. Se debe principalmente a la presencia de bicarbonatos de calcio y magnesio, que se precipitan al calentar el agua.

Dureza permanente

Esta dureza permanece incluso después de hervir el agua y está asociada a sulfatos y cloruros de calcio y magnesio. Es más difícil de tratar.

Cómo medir la dureza del agua

La dureza del agua se mide en grados de dureza, que pueden expresarse en varias escalas como partes por millón (ppm), grados alemanes (°dH) o grados franceses (°fH), aunque en España se utiliza de forma general la medición según partes por millón. Se mide utilizando tiras reactivas, kits de prueba química o instrumentos electrónicos.

Cuál es la clasificación de la dureza del agua

  • Blanda: 0-60 ppm (partes por millón)
  • Levemente dura: 61-120 ppm
  • Moderadamente dura: 121-180 ppm
  • Dura: 181-250 ppm
  • Muy dura: más de 250 ppm

Cuál es la dureza normal del agua

La dureza puede variar según la fuente de agua y la geología de la zona. Generalmente, un rango de 100-200 ppm es considerado aceptable para el uso doméstico

Cuándo podemos considerar que el agua es dura

Se considera que el agua es dura cuando su concentración de minerales disueltos, especialmente calcio y magnesio, es alta, generalmente por encima de 180 ppm.

La dureza del agua en España

Dureza del agua por municipios

La dureza del agua en una zona está directamente relacionada con la calcareidad del terreno; a mayor presencia de cal en el suelo, más dura o calcárea será el agua. Esto varía según cada región. Cabe destacar que el agua que recibimos en casa no es exactamente como la del embalse, ya que se somete a tratamientos que pueden modificar su dureza. Por ejemplo, el agua de la comunidad de Madrid, sobre todo en su zona norte, tiene tan buena fama, al tener uso soporte de roca granítica, que apenas aporta tal al agua.

En España, la dureza del agua difiere de una región a otra. En la mitad este y sur del país, generalmente, el agua presenta niveles de dureza intermedios o altos. Por otro lado, en el este y norte, las aguas son más blandas y, por lo tanto, no presentan problemas asociados a la dureza, principalmente en la submeseta septentrional. En los archipiélagos, tanto el balear como el canario, el agua suele clasificarse como dura o muy dura.

Impacto de la Dureza del Agua en la Salud y Hogar

El agua dura puede tener diversos efectos tanto en la salud como en el hogar. En la salud, aunque no es dañina, puede influir en problemas de piel y cabello, Por ejemplo, es muy habitual que en zonas de aguas, muy duras, haya personas que sufran irritaciones y picores en la piel. También, tras el lavado, la ropa puede aparecer con manchas blancas de cal. En el hogar, provoca acumulaciones de cal en tuberías y electrodomésticos, afectando su eficiencia y durabilidad. Además, puede alterar el sabor del agua y la eficacia de jabones y detergentes. Pero convivir con la dureza del agua es cuestión de acostumbrarse o bien, someterla a tratamientos para tener unos niveles más normalizados de cal.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Otros Artículos

Deja un comentario